domingo, noviembre 11, 2007

Eugenio Oblitas y yo...

Como olvidarme de mi profesor de Teoría de la comunicación, estudié Relaciones Públicas en el Duoc en Concepción, reprobé por primera vez en su ramo, me hizo salir canas azules, noches de desvelo, dolor de cabeza el sólo pensar estar en su clase, dolor de estomago cada vez que lo veía, palpitaciones sudorosas, me comía las uñas, me atoraba cada vez que me preguntaba algo, siempre fui su favorita para reprobarme, cada mañana me daba la lata de interrogarme y mofarse de mis escuálidos conocimientos, me daba los temas más difíciles y siempre me tocaba con compañeros buenos pa la fiesta y la jarana y anda si llegaba atrasada a su clase, simplemente no me dejaba entrar al aula, como sufrí con este profesor!!! era un tipo serio, pusilánime, inteligente a morir, yo parecía una ratita de laboratorio, porque aparte él era una persona demasiado observadora para mi gusto, convincente, orgulloso de sus conocimientos y no tenía ningún reparo en decir lo que sentía o pensaba.

Reprobé su ramo en el primer semestre, me dijo: “señorita Vivianne piense si quiere seguir estudiando esta carrera, no haga gastar dinero a sus padres, estudie algo más sencillo quizás cocina o tejidos”, buaaa que mal me hacía sentir este incrédulo mercachife de las comunicaciones , pero no me la podía ganar este señor.

Su esposa Anita Valdes también nos hacía clases, Historia de la Cultura, ella era un amor aunque exigente pero muy accesible, además se había ido a vivir a Los Aromos en Penco, ella es muy cercana a la iglesia y siempre nos pedía colaboración vendiendo números de rifa, bingos, platos únicos para ayudar a las niñitas huérfanas que vivían en la comuna y al enterarse de que yo era una pobladora, con mayor razón me hacía llevar la batuta y yo me entusiasmaba, así que armaba los lotes, comenzando con mis compañeras Gisela, Claudia y Aurea (en la foto) vendíamos todo, de esa manera sumabamos puntos con ella y alguna décima en algún certamen…y por otro lado podía comentar de mi a su esposo…pero eso no era factible, nunca ví reflejado ni media centésima en mis trabajos para Teoría de la comunicación, ella no mezclaba las cosas, inclusive fuimos a la inauguración de su chalet enclavado en el bosque, camino de tierra y atiborrado de plantas y zarzamoras, Oblitas estaba ahí, pero por alguna razón yo era invisible a sus ojos, no así mis compañeras, que rabia!!!!!!!!!


Segundo semestre profesora nueva para el repete de ramo, me fue excelente como avión, lo pasé soplado, siguiente año, la oportunidad de hacer los ramos pendientes y ponerse al día, el profesor Oblitas, impartiría el ramo mamma mia!!!!! tenía que hacerlo para no atrasarme un semestre, así que me apunté en sus asignaturas y vamos dándole duro en su ramo, Jackson, Pascuali, Shannow, Weaber, Bavelas, Watzlawick, los autores favoritos de mi maestro, pagaba para que mis compañeros mas avanzados me enseñaran las materias, me esforcé al máximo, pues deben saber que yo soy de esa personas que le cuesta memorizar y por lo tanto debo asociar todo, sino, ni de mi nombre me acuerdo, me quedaba hasta la madrugada estudiando, preparabas las materias con prolijidad, esmero, mucho esfuerzo, quería demostrarle a él o a mi que era capaz, nunca tan burra , aunque sé cocinar, tejer, bordar y coser, entonces ese ámbito que él me había recomendado ya estaba totalmente aprendido.

Hice muchas mandas, San Sebastián, Judas de Tadeo, San Nicolás, creo que solo archivaron mis peticiones, pues no obtuve ni una ayudita de los santos milagrosos, estaba sola peleando con el master de las comunicaciones, no me daría por vencido, es más en una oportunidad fue tanta mi rabia por obtener 51% en un certamen que me emocioné y lo enfrenté a cara limpia, le dije que era injusto que me aprobara con ese porcentaje pues valía más, mi esfuerzo y dedicación estuvo siempre en su asignatura, le dije que era un inconsciente y todo porque yo era mujer y que lo más probable que estaba cansado de mi genero porque toda su prole eran mujeres y estaba resentido por no tener un hijo varón...el me contestó ya viene uno en camino y se llamará Lucas Eugenio, es adoptado…eso fue un puñetazo en plena nariz…nunca más hablaría!!!!
Cuarto año de carrera, las finales, examen de titulo, los examinadores en posición, eran cinco, uno de ellos Eugenio Oblitas, cuando entré al aula para exponer mi tesis, lo veo sentado frente a mi, me hace una venia con la cabeza, casi me desmayo y dije aquí cago!!!! que vergüenza para mis viejos que repruebe el examen de título, o sea onda “en la puerta del horno se quema el pan”, que mala suerte la mía, al final aprobé sus ramos con la nota mínima, ahora debía exponer mi proyecto de título y el era el que tenía mas peso en el asunto, mi exposición fue excelente, me hicieron algunas preguntas al final, tenía que defender mi tesis, me fui con la frente en alto y a esperar la nota después de casi tres horas de espera, fui la única que se quedó afuera del auditórium esperando por los resultados, los demás se habían ido confiados de que habían aprobado en cambio yo , estaba segura que algo había salido mal, creo que dormí en la espera, hasta que salieron y publicaron la nota en el fichero, me aproximé y me busqué… fui la nota máxima, no lo podía creer, definitivamente era yo, que alegría, quería gritar, quería llorar, seguí al profe a su oficina y se lo agradecí… me dijo: ”estoy seguro que algo aprendiste en mi asignatura y te acordarás de mi cuando tengas que poner tus conocimientos en practica”.
Ustedes se preguntarán por qué hablar de este académico que me hizo sufrir, simplemente, porque el día Lunes recién pasado, asumió como Director del Departamento de Comunicación Social en la Universidad de Concepción, se tituló de periodista en el año 1973 de esta misma casa de estudios, en 1979 obtiene un diplomado de Periodismo Informativo en agencias de noticias en el Instituto Internacional de la Prensa en Berlín, Alemania; en 1995 obtiene el grado de Master en Comunicaciones en la Universidad de Dayton, en Ohio Estados Unidos; en el año 2005, obtiene el grado de Doctor en ciencias de la Información de la Universidad Pontificia de Salamanca España, es autor entre otros textos de Manual de Comunicaciones, Conversaciones sobre innovación y creatividad en le Educación, manuales de Metodología de Investigación, de comunicación persuasiva, organizativa y no terminaría nunca de contarles todos sus logros.
Este académico, sin duda, que bajo su mando de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Concepción, creará un espacio real para los estudiantes, de libertad, respeto y de firme compromiso con la verdad, fomentará la capacidad creativa de los jóvenes y transmitirá a sus alumnos la rigurosidad en el ejercicio profesional, el no dejarse llevar por la tentación de hacer afirmaciones sin argumento conceptual de éstas, una mayor capacidad de análisis como periodistas cimentadas sobre bases sólidas y no basadas en la intuición, porque los periodistas de hoy sin ánimo de ofender son un chiste!!!
Felicidades maestro!!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace rato que Oblitas tenía que ocupar el sitial en la prestigiosa Universidad de Concepción, desde donde egresó, le cambiará la vida a los estudiantes y sobre todo a la carrera, ya no será tan fácil ser un periodista de pacotilla.
Y cuando se viene uno de Etchepare.....
GABRIEL

Anónimo dijo...

Sin duda el profe te marcó como a muchos de los egresados de RR.PP del mítico Duoc enclavado en Castellón esquina Barros Arana, ahora convertido en una colosal multitienda, aunque igual alcanzamos a estar en el ultimo año de la carrera en el nuevo edificio de Serrano, compañera siempre me acuerdo de ti, sobretodo las vigilias en la casa de Gabriel, dicho sea de paso el me dio la direccion del blog, espero que cuando vengas al sur nos encontremos la promocion del 99, muchos abrazos y felicidades por este espacio...
PEDRO

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Hola mi querida Vivianne ...

Quiero contarte una fábula, misma que le relaté a todos mis hijos hasta el cansancio ...

LA VACA ... EL RATÓN Y EL ÁGUILA

Había un ratón corriendo feliz por un potrero, cuando de pronto miró hacia el cielo y vio a un águila que venía en picada hacia él.

El ratón observó a su alrededor y se dio cuenta que no existía ningún árbol donde cobijarse, sin embargo observó que había una vaca pastando y corrió con todas sus fuerzas para pedirle a esa vaca su protección.

Llegó al lado de la vaca y le pidió que lo protegiera contra su agresor. La vaca le dijo, ponte debajo de mis patas traseras y verás que nada te ocurrirá.

El águila venía en picada a llevarse al ratón pero segundos antes que lo hiciera, la vaca se cagó y sepultó al ratón en mierda.

El águila al no ver al ratón remontó el vuelo y se retiró.

Segundos después el ratón salió muy molesto, increpando a la vaca y diciendo, te pedí protección y tú me cagaste !!!!

La vaca muy sabia le respondió ...
ojo hermano ratón, no siempre quien te caga es tu enemigo, ni quien te quiere sacar de la mierda es tu amigo ... Moraleja.

Un abrazo y todo mi cariño.

Que Dios te bendiga,

Alejandro
PD : Para mis hijos yo siempre he sido la vaca.

Lazarillo en América dijo...

Gracias por acercarte a mi blog. Te decia... lo de Chavez es populismo barato........ por que no habla de las oligarquias criollas, PEDEVESA, el petroleo que vende a EEUU, el armamento que compra de Espana, los muertos que tiene en la calle por oponerse a su regimen.......?? Y lo del Borbon... me aburre: espero que abdique pronto y tengamos republica en ultramarinos

moderato_josef dijo...

Me encanta que hicieras esos esfuerzos por aprobar. Yo tuve una profesora igual en matemáticas y nunca la superé, hasta hoy me ha dejado hundido. Quizá no tuve la capacidad que tu tienes para salir adelante y reponerte de las adversidades... no sé. Enhorabuena por el post! Un beso!

Andrea dijo...

Era un carajo ese académico, lo conocí en un seminario que le hicieron a las profes en el aULA mAGNA, el tipo es capo pero demasiado soberbio, buen escrito y menos mal que te libraste de el, espero que pronto te libres de otros jejejeje!!!

Anónimo dijo...

Estoy sorprendido e impresionado de lo malo que fuí... mil perdones!!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin